La importancia del reciclaje del plástico

El reciclado sigue ganando cada vez una mayor relevancia en el mundo entero, demostrándose que se trata de una práctica sencilla y beneficiosa para el medio ambiente. Y uno de los elementos que más se recicla en nuestra sociedad es el plástico, que a día de hoy se encuentra presente en la gran mayoría de productos que se desechan una vez realizado su uso. Ya sean envases, muebles, piezas de coches o simples botellas de agua vacías, los productos a reciclar cuentan de forma indudable con una gran cantidad de plástico.

Los registros recientes indican que a lo largo de solo un año Europa es capaz de generar 24 millones de toneladas de residuos basados en plástico, llevando esto a entender la importancia de su reciclado.

Para entender el proceso de reciclado de plástico es importante saber que hay dos tipos de plástico: termoplástico y termoestable. En el primer grupo se incluyen los plásticos más fáciles de reciclar, dado que son aquellos que, en contacto con un elevado nivel de calor, se funden. Dan pie a que se puedan convertir con poco esfuerzo en otros productos y así volver a la cadena de fabricación y reciclado.

Ayudando de una forma muy positiva al medio ambiente

 

icon_recycleLos plásticos termoestables son los plásticos que cuando han alcanzado una forma definitiva no pueden cambiar de ella. Son plásticos que, al contrario de los del anterior grupo, ofrecen un alto nivel de resistencia y son menos sensibles ante el contacto con productos de origen químico. Representan una mayor dificultad para llevar a cabo su correcto proceso de reciclaje.

Así mismo, hay dos formas de reciclar el plástico: mecánico y químico. El reciclado mecánico es el que recibe una mayor importancia en países de Europa como España. El proceso implica transformar los residuos de plástico en bolas de pequeño tamaño que posteriormente se utilizarán para ser transformadas en nuevos productos de plástico.

El reciclado químico se basa en la utilización de catalizadores o calor para destruir las macromoléculas de los plásticos a reciclar. El plástico se degrada hasta que las moléculas son de una forma definitiva simple, permitiendo así que se lleve a cabo el plástico reciclado.

Los dos métodos de manipulación para la creación de materiales plásticos reciclados ayudan de una forma muy positiva al medio ambiente y convierten este material, por su facilidad para ser reutilizado, en uno de los más importantes en la industria.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Error, vuelva a introducir los caracteres (Codigo Captcha)